CDI deberá entregar información sustento para realizar consulta a comunidades mayas sobre siembra de soya transgénica

July 13, 2016

 

Ciudad de México, 13 de julio de 2016

Dependencia ante la cual se presentó la solicitud: Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas

Folio de solicitud: 0062500012116

Número de expediente: RDA 2996/16 

Comisionado Ponente: Joel Salas Suárez

 

El Caso: 

 

Un particular solicitó a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas el diagnóstico inicial y las propuestas de programa de trabajo, calendario y presupuestos que establece el Protocolo para la Implementación de la Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas respecto de la siembra de soya genéticamente modificada en municipios de Campeche.

 

La Comisión respondió que utilizó varios instrumentos como diagnóstico y proporcionó los vínculos electrónicos al Catálogo de comunidades indígenas en el estado de Campeche, la Ley de derechos, cultura y organización de los pueblos y comunidades indígenas local, la resolución de la Suprema Corte respecto del amparo en revisión 410/2015 y la recomendación número 23/2015 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH). Respecto al calendario de la consulta, informó que tiene programada la segunda reunión de acuerdos previos con las comunidades del municipio de Hopelchen y que, una vez que se establezcan acuerdos con las comunidades indígenas, se elaborará un calendario para el resto de los municipios.

 

El particular consideró los vínculos electrónicos no contienen la información que solicitó e interpuso recurso de revisión ante el INAI. La Comisión reiteró su repuesta inicial en alegatos. El análisis del caso arrojó que el agravio del particular es fundado: los documentos entregados por el sujeto obligado no cumplen con los parámetros definidos en el Protocolo para la Implementación de la Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas para la realización de un diagnóstico inicial. Este proceso persigue diversos propósitos: ser una guía general de la ruta que seguirá el proceso; obtener la información básica de carácter técnico o sustantivo del proyecto; hacer un primer acercamiento a los impactos positivos y negativos del proyecto en la población; caracterizar a los actores que podrían estar inmersos o tener algún interés o influencia en el proyecto; identificar posibles obstáculos para la consecución de acuerdos y, en su caso, identificar antecedentes y estado actual de conflictividad relativa al proyecto.

 

La información proporcionada al particular no constituye un documento de diagnóstico en sí. Los documentos de los vínculos electrónicos sólo instruyen y brindan al sujeto obligado las máximas generales para que se realice una consulta previa a las comunidades indígenas involucradas en el caso. Además, se advirtió que no se realizó una búsqueda exhaustiva de la información, pues la Comisión omitió turnar la solicitud a unidades administrativas adicionales.

 

Relevancia del caso:

 

Este recurso es relevante porque el derecho de acceso a la información permitirá a las autoridades competentes demostrar que cumplen con el principio de pluriculturalidad consagrado en el artículo segundo constitucional y en el Convenio 169 de la OIT, con el que se comprometió México y mediante el cual el Estado garantiza que no tomará acciones que pongan en riesgo la vida y florecimiento de los pueblos originarios.

 

Posicionamiento:

 

Desde 2012, comunidades mayas de Campeche denunciaron la violación a este principio a causa de la siembra de soya transgénica en sus territorios, autorizada a la empresa trasnacional Monsanto sin que las comunidades mayas estuvieran al tanto y lo consintieran por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), con el aval de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). Existen denuncias de que el cultivo de soya transgénica inició desde 2001 y se han comprobado daños a las actividades de las comunidades que por generaciones les han asegurado un desarrollo humano sustentable.[1]

 

El cultivo de soya transgénica demanda deforestación de grandes extensiones de tierra y el uso de plaguicidas, como el glifosato, que matan a las abejas generadoras de la miel que provee sustento a gran parte de estas comunidades y cuya función polinizadora es clave para la preservación de especies de la selva maya. Según Fundar, de permitirse este cultivo en 253 mil 500 hectáreas, se afectaría a más de 15 mil familias apícolas campesinas e indígenas, destruiría su patrimonio biocultural y podría tener daños ambientales irreparables. Además, el plaguicida mencionado puede provocar daños a la salud pública. La Unión Europea discute actualmente sobre la pertinencia de prohibir su uso.[2]

 

El cultivo de soya transgénica no sólo se contempla para Campeche, sino para otros estados del país: Quintana Roo, Yucatán, Tamaulipas, San Luis Potosí, Veracruz y Chiapas. La CNDH halló que a varias comunidades indígenas de estos estados les fue violado el derecho a la consulta libre, previa, informada y culturalmente adecuada en relación al tema, por lo que emitió una recomendación a la SAGARPA y la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (CIBIOGEM).[3] Las comunidades mayas de Campeche y Yucatán se han mantenido activas denunciando la violación a este derecho y en octubre de 2015, la Suprema Corte de Justicia les dio la razón mediante un fallo histórico contra la SAGARPA.[4] En estos dos estados se suspendió el cultivo de soya transgénica e inició la preparación de la consulta a las comunidades a cargo de la SAGARPA, la CIBIOGEM y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA). La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas debe brindarles asesoría técnica y metodológica para asegurar un diálogo constructivo entre las partes.

 

La información pública es un insumo para construir el México que todos deseamos, un país incluyente de todas sus comunidades y que trabajan en conjunto para fomentar el desarrollo económico sin detrimento del medio ambiente. La información pública es la vía para que las autoridades competentes demuestren que llevan a cabo la consulta según lo establecido en el Protocolo respectivo. A petición de las comunidades que serán consultadas, organizaciones sociales conformaron la “Misión de observación de la consulta al pueblo maya sobre la siembra de soya genéticamente modificada” para acompañar el proceso.

 

Es preciso reconocer que no son los mayas quienes deben ir en pos de la información; la información debe llegar a ellos. Las organizaciones que integran la Misión que mencioné, han denunciado la ausencia de intérpretes de lengua maya, la no consignación de lo expresado por los representantes de las comunidades en esta lengua, la dotación de información confusa y el intento de influir en las decisiones mediante el ofrecimiento de obras públicas.[5] Los sujetos obligados, acompañados por el INAI, podrían implementar una estrategia de transparencia proactiva publicando información en formatos accesibles, comprensibles y suficientes para facilitarles el acceso a la información. Un ejercicio de apertura gubernamental de este tipo podría no tener precedentes en el país y probaría su compromiso para trabajar en colaboración con la población para construir el México que todos deseamos.

 

Propuesta:

 

Mientras tanto, este Instituto velará porque se satisfagan las demandas de información a través de solicitudes específicas. Por lo tanto, esta ponencia se propone MODIFICAR la respuesta de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas e instruirle buscar exhaustivamente en todas las unidades administrativas que considere competentes, el diagnóstico inicial en relación con la Consulta a Pueblos y Comunidades Indígenas respecto de la siembra de soya genéticamente modificada en el estado de Campeche, para entregarlo al particular.

 

Referencias:

 

[1]  http://fundar.org.mx/la-scjn-frente-a-los-pueblos-indigenas-oportunidad-historica-para-proteger-los-ddhh-del-pueblo-maya-y-detener-el-avance-de-la-soya-transgenica/;  http://www.elfinanciero.com.mx/sociedad/prohiben-sembrar-transgenicos-en-campeche.html;  http://www.sinembargo.mx/29-06-2016/3060097
[2] Ver nota 1 y  http://www.greenpeace.org/espana/Global/espana/2016/report/agricultura/Glifosato_PosibleRenovaci%C3%B3nOtros15A%C3%B1osUE_Marzo2016.pdf; http://www.thelancet.com/pdfs/journals/lanonc/PIIS1470-2045(15)70134-8.pdf
[3]  http://www.cndh.org.mx/sites/all/doc/Recomendaciones/2015/Rec_2015_023.pdf
[4]  http://www2.scjn.gob.mx/ConsultaTematica/PaginasPub/DetallePub.aspx?AsuntoID=177594
[5]  http://www.jornada.unam.mx/2016/05/14/opinion/015a2pol

 

 

  • Aquí la versión estenográfica de la sesión. Mi participación comienza en la pág. 76

  • Comparto el audio completo de la pasada sesión de Pleno del INAI, julio 13, 2016

  • Comparto comunicado relacionado con el recurso. 

  • Aquí el video de mi participación 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

CNEGSR debe informar sobre distribución de condones femeninos.

March 25, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo