INAMI debe entregar resoluciones de reconocimiento de apátridas

August 24, 2016

 

Ciudad de México,

Dependencia ante la cual se presentó la solicitud: Instituto Nacional de Migración (INAMI)

Folio de solicitud: 0411100039816

Número de expediente: RRA 0315/16

Comisionado Ponente: Joel Salas Suárez 

 

El caso:

 

Un particular requirió al Instituto Nacional de Migración (INAMI) las resoluciones positivas y negativas que haya emitido respecto a las solicitudes de reconocimiento de la condición de apátrida, desde de la entrada en vigor de la Ley de Migración, 25 de mayo de 2011, hasta la fecha de presentación de su solicitud, primero de junio de 2016. El INAMI se declaró incompetente y orientó a dirigir la solicitud a la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, por ser la responsable de investigar los casos de posible apátrida una vez que el INAMI ha notificado a las representaciones consulares respectivas que un individuo pudiera tener la nacionalidad de los países que representan. El particular impugnó la incompetencia del Instituto Nacional de Migración, misma que fue reiterada en alegatos a este Instituto.

 

En análisis:

 

El análisis del caso arrojó que el agravio expresado es fundado porque el INAMI sí es competente para conocer de la información solicitada.

 

Según la normativa correspondiente, apátrida es toda persona a la que ningún Estado reconoce como nacional, es decir, como destinataria de su legislación. Si bien la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados auxilia al INAMI emitiendo opiniones sobre los casos que pudieran responder a esta condición, este último es el responsable de resolver si se confirma la opinión de la Comisión, otorgar la determinación de apátrida y expedir el documento migratorio respectivo. Además, se identificaron más unidades administrativas que pudieran ser competentes para atender la solicitud y que no fueron consultadas. 

 

Relevancia del caso:

 

Una persona en situación de apátrida debió enfrentar circunstancias excepcionales que podrían implicar violencia, represión, discriminación y otras, que le impiden tener una nacionalidad. Tal es el caso de los desplazados o refugiados por un conflicto bélico o de quienes por pertenecer a alguna etnia, raza, religión, estrato social o género no poseen documentos de identidad en el país donde nacieron. Debido a esto, no pueden reclamar ni ejercer sus derechos. No tienen acceso a trabajos formales y dignos, a interponer denuncias, a beneficiarse de servicios públicos como la educación y la salud, y mucho menos votar o a elegir sus autoridades. En 2014, en el marco de la campaña internacional #Ibelong para erradicar la apatridia, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) registró 10 millones de apátridas en el mundo e identificó que cada diez minutos nace un niño en el mundo sin nacionalidad. La apatridia es un problema intergeneracional. Estos niños al no estar adscritos a un Estado, serán también apátridas y habrán de sobrevivir sin la protección y los derechos que tendría de ser reconocidos por un país.

 

Posicionamiento:

 

En 1954, se firmó la Convención sobre el Estatuto de los Apátridas de las Naciones Unidas para obligar a los países signatarios a proteger y garantizar los derechos humanos de estas personas.[1] Aunque con reservas, México fue uno de los países firmantes.[2] Nuestro país reiteró estas reservas en 2014, al cumplir con los compromisos que asumió en la segunda evaluación por el Mecanismo de Examen Periódico Universal de la ONU.[3] El reconocimiento y protección de los derechos humanos de los apátridas en México es fundamental para que, recíprocamente, otros países lo hagan con mexicanos en su territorio que pudieran estar en esta situación. Según la organización La Be Foundation, principal promotora de la campaña, hay entre 7 y 10 millones de mexicanos sin acta de nacimiento, en su mayoría de comunidades marginadas de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Puebla, Morelos y Veracruz.[4]

 

Que México se haya adherido a la Convención citada es fundamental porque existen amenazas que recrudecen la ya de por sí profunda vulnerabilidad que enfrentan los migrantes, muchos de ellos apátridas: el crimen organizado y la trata de personas, por ejemplo. No podemos pasar por alto las problemáticas que orillan a estas personas extranjeras a dejar sus países y migrar a nuestro país para buscar permanecer en él o para llegar a otro. Como sabemos, el derecho internacional se refiere a los extranjeros, pero también hay apátridas que no tienen documentos de identidad aun cuando nacieron y viven en territorio mexicano. A finales de 2014 el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM estimó que cerca de 14 millones de mexicanos no cuentan con un acta de nacimiento, cuatro millones de los cuales serían niños.[5]

 

La información pública sobre el tema es fundamental al menos por tres razones. La primera es que es la vía para que sensibilizar a la población en general sobre la magnitud y la situación de los apátridas en nuestro país. La segunda es que su difusión puede ser una forma de que los apátridas en territorio mexicano conozcan y reclamen sus derechos. Además, es el medio por excelencia para que la autoridades rindan cuentas sobre las acciones que el Estado mexicano lleve a cabo para cumplir sus compromisos internacionales sobre otorgar el reconocimiento de la situación de apátrida a quienes lo solicitan, eliminar de la misma a los mexicanos sin documentos de identidad, así como para ayudar a resolver los problemas prácticos que enfrentan en su vida cotidiana de este sector de población. En este caso, la información pública permite visibilizar lo invisible.

 

Justo de eso, visibilizar lo invisible, se tratará la Semana Nacional de Transparencia: cómo la información pública nos permite combatir la desigualdad. Una vía para lograrlo es cada una de las personas conozca los derechos que le corresponda y pueda exigirlos al Estado. Cualquier Estado debe garantizar los derechos humanos de las personas apátridas, pues estos les son inherentes a todos los seres humanos, más allá de su pertenencia a una nación. Sólo así podremos hacer que la igualdad de las normas, se convierta en igualdad en la práctica. Los retos y oportunidades para sortear los obstáculos a la desigualdad será lo que abordaremos durante la Semana Nacional de Transparencia.

 

Propuesta:

 

Por lo anterior, esta ponencia propone REVOCAR la respuesta del INAMI e instruirle realizar una búsqueda exhaustiva de la información requerida en todas las unidades administrativas competentes que se enumeran en la resolución de este pleno, para localizarla y entregarla al particular.

 

Referencias:

 

[1]  http://www.acnur.org/fileadmin/scripts/doc.php?file=fileadmin/Documentos/Publicaciones/2014/9610;  http://www.acnur.org/a-quien-ayuda/apatridas/
[2] Estas reservas consistieron en no comprometerse a contradecir la Ley Federal del Trabajo, sobre la proporción de extranjeros que están autorizados a emplear los patrones mexicanos; a tratar a los apátridas como cualquier otro extranjero en el país y, por tanto, a no darles trato preferente para su naturalización o a autorizarles intervenir en los asuntos políticos.  http://www.ordenjuridico.gob.mx/TratInt/Derechos%20Humanos/D30.pdf
[3]  http://www.acnur.org/cartagena30/mexico-retira-sus-reservas-a-las-convenciones-en-materia-de-refugiados-y-apatridas/
[4]  http://www.acnur.org/fileadmin/scripts/doc.php?file=fileadmin/Documentos/BDL/2015/10058
[5] Véase nota al pie 2.

 

 

  • Aquí la versión estenográfica de la pasada sesión. Mi intervención inicia en la página 61.

  • Comparto el audio completo de la sesión desarrollada el 24 de agosto de 2016. 

  • Comparto comunicado relacionado con el recurso. 

  • Comparto fragmento de video 

 

  • Comparto notas más relevantes relacionadas con el tema. 

https://mexico.quadratin.com.mx/inai-instruye-inami-entregar-resoluciones-condicion-apatrida/

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

CNEGSR debe informar sobre distribución de condones femeninos.

March 25, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo