PRD deberá entregar currículum de sus candidatos y dirigentes de todos los niveles de gobierno de 20


Ciudad de México a 12 de julio de 2017

Dependencia ante la cual se presentó la solicitud: PRD Folio de la solicitud: 2234000024517 Número de expediente: RRA 3605/17 Comisionado Ponente: Joel Salas Suárez

El caso

El particular requirió al Partido de la Revolución Democrática (PRD) conocer los montos de financiamiento público otorgados en cualquier modalidad a sus órganos nacionales, estatales y municipales, incluyendo los descuentos correspondientes a sanciones, los nombres y montos de los que aportaron financiamiento privado, así como el estado de su situación financiera y patrimonial. Además, solicitó los currículums tanto de los candidatos a cargos de elección popular en Coahuila, Estado de México, Nayarit y Veracruz, como de sus dirigentes en todos los niveles de gobierno. El PRD formuló un requerimiento de información adicional donde pidió al particular aclararle el periodo del que requería la información, el cual resultó ser de 2014 a 2017.

En respuesta, el PRD proporcionó enlaces electrónicos donde podría encontrarse información del financiamiento público y privado y de la situación financiera y patrimonial del partido. Asimismo, informó que trabajaba para subir los currículums a su portal de internet. El particular se inconformó por no haber recibido los currículums de su interés. En alegatos, el sujeto obligado remitió a este Instituto la información curricular del excandidato a la gubernatura del Estado de México, así como los requerimientos a los Comités Ejecutivos Estatales respectivos sobre los currículums de los candidatos a cargos de elección popular del pasado 04 de junio de 2017.

En análisis

Al analizar el caso, esta ponencia identificó que el PRD hizo una búsqueda restrictiva de la información. Se advierte que el partido político se limitó a señalar que trabajaba para cargar los currículums requeridos a su portal electrónico y giró requerimientos a los Comités Ejecutivos Estatales, pero no notificó sobre estos últimos al particular. Además, omitió pronunciarse sobre la información de sus dirigentes a nivel nacional, estatal y municipal y pretendió proporcionar sólo para el periodo electoral 2017, cuando el periodo de interés del particular va desde 2014. Por estas razones, el agravio del particular es fundado.

Posicionamiento

El recurso de hoy es crucial para demostrar la importancia del acceso a información pública que generan los partidos políticos, así como de que sean transparentes.

Hoy ya no podemos negar que en México la ciudadanía desconfía de las instituciones democráticas y las autoridades. Los partidos políticos son de las instituciones que más enfrentan esta desconfianza. Estudios y encuestas se han encargado de evidenciar esto. De acuerdo con el Latinobarómetro de 2015, 83% de los mexicanos confían poco o nada en los partidos políticos y sólo 2% confía mucho en ellos [1]. Según el Informe País sobre la Calidad de la Ciudadanía en México, el 52% de los jóvenes de 18 a 29 años no se identifica con ninguno de ellos [2].

Esto es preocupante porque los partidos políticos son la institución representativa por excelencia a través de la cual se eligen gobernantes y desde la que se deberían impulsar propuestas y proyectos de gobierno para responder a los intereses y necesidades de la ciudadanía o, por lo menos, del electorado. Pero en México a los partidos se les percibe alejados de la población y, si esto continúa, puede contribuir al desencanto de la población con la democracia en general.

Un primer paso para recobrar la confianza de la población es actuar de cara a la ciudadanía; esto es, regir todas sus actividades con base en los principios de transparencia y rendición de cuentas. Esto ya no es una opción, sino que están obligados por ley. La reforma constitucional en materia de transparencia los incluyó como nuevos sujetos obligados, por lo que desde entonces tienen obligaciones tanto generales como particulares, según los artículos 70 y 76 en la Ley General de Transparencia. Entre estas obligaciones, se encuentran los contenidos que interesan al particular en este recurso: información sobre el financiamiento público y privado (fr. IX, X y XXIV), currículums tanto de candidatos como de dirigentes (fr. XVII y XVIII) y situación patrimonial y financiera (fr. XXV) [3].

Esta reforma ocurrió en respuesta a las demandas de la ciudadanía por conocer cómo los partidos administran y gastan los recursos públicos que reciben, y la idoneidad e integridad de sus candidatos. Una muestra de que poco a poco la ciudadanía está más interesada en escrudiñar las actividades de los partidos es el aumento en un 46.5% de las solicitudes de información dirigidas a ellos. De mayo a diciembre del 2016 recibieron mil 709, mientras que hasta 05 de julio de este año, 2 mil 503.

Relevancia del caso

Que los partidos políticos cumplan sus obligaciones de transparencia y adopten medidas de transparencia proactiva cobra mayor relevancia porque en 2018, una vez más, tendrán la oportunidad de demostrar a los mexicanos si son sensibles a sus demandas y que son capaces de renovarse para responderlas. Por un lado, ser transparentes les permitirá rendir cuentas a la ciudadanía respecto a cómo ejercen los recursos públicos que reciben. Esto ha sido un cuestionamiento recurrente: los partidos políticos mexicanos reciben sumas muy altas de recursos públicos para financiarse. Tan sólo en 2017 el financiamiento público de partidos con registro estatal en las cuatro entidades con elección fue de 1,383 millones de pesos, un incremento de 52% en términos reales respecto a la elección previa de 2011 y de 63.7% con relación a la de 2005 [4].

Por otro lado, ser transparentes permitiría a los partidos políticos involucrar a sus militantes y simpatizantes para decidir colaborativamente la selección de candidatos a cargos públicos, la prioridad de los problemas públicos que buscarán solucionar si son electos y hacer propuestas de política pública que mejoren efectivamente la vida de sus electores. Es decir, para incorporar el gobierno abierto. ¿Qué tan preparados están para abrir espacios y permitir un diálogo más cercano con sus militantes y la población en general? Aún tienen un largo camino por recorrer. Así lo muestra la Métrica de Gobierno Abierto, elaborada por el INAI y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). En una escala del 0 al 1, los partidos políticos obtuvieron una calificación promedio de apertura de 0.39, con resultados de 0.52 en transparencia y 0.26 en participación ciudadana.

Hoy nuestro país necesita partidos políticos que, como mínimo, sean transparentes y rindan cuentas, pero también que abran espacios para que sus militantes y representados puedan expresar sus demandas y necesidades con la seguridad de que serán tomadas en cuenta y canalizadas en proyectos de gobierno viables. La información pública puede ser un insumo para demostrar que los partidos realmente están escuchando y trabajan por renovarse para recuperar la confianza ciudadana.

Propuesta

Por lo anterior, se propone MODIFICAR la respuesta del Partido de la Revolución Democrática e instruirle que realice una nueva búsqueda de la información requerida en todas las unidades administrativas competentes y la entregue al particular.

Referencias

[1] Cálculo propio con base en base de datos del Latinobarómetro 2015, disponible en: http://www.latinobarometro.org/latContents.jsp

[2] http://portalanterior.ine.mx/archivos2/s/DECEYEC/EducacionCivica/Informe_Pais_actualizacion_15102014.pdf

[3] http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGTAIP.pdf

[4] http://integralia.com.mx/content/publicaciones/031/Segundo%20Reporte%20Electoral%20Integralia%202017.pdf

  • Comparto la versión estenográfica completa de la sesión del pleno del INAI del pasado 12 de Julio del 2017. Mi participación comienza en la página 57

  • Comparto fragmento de mi posicionamiento en video.

#INAI #PRD #Partidospolíticos #Candidatos #RendicióndeCuentas #Transparencia #AccesoalaInformación

Entradas destacadas
Entradas recientes