Oficina de Presidencia debe informar sobre viajes del Presidente

July 5, 2019

 

 

Ciudad de México a 18 de junio de 2019

Folio de la solicitud: 0210000036619

Número de expediente: RRA 3269/19 

 

El caso

 

Un particular solicitó a la Oficina de Presidencia de la República (OPR) información diversa sobre los viajes en avión del presidente Andrés Manuel López Obrador entre el primero de diciembre del 2018 y el 7 de febrero del 2019. Entre los datos solicitados están la cantidad de viajes en avión, los destinos, las fechas, el número total, nombres completos y cargos de personas que acompañaron al presidente, las aerolíneas, el costo de cada boleto pagado con cargo al erario público, y el total de gastos de los viajes en avión del presidente.

 

En respuesta, la Oficina de la Presidencia de la República manifestó la inexistencia de la información solicitada, pero a través de la Dirección General de Finanzas y Presupuesto respondió ser parcialmente competente para proporcionar los gastos erogados en las giras presidenciales del primero de diciembre de 2018 al 8 de febrero de 2019 desglosados en boletos de avión y viáticos. Esta respuesta fue recurrida por el particular que señaló como agravio la inexistencia de información declarada. En alegatos, la Oficina de la Presidencia de la República reiteró su respuesta inicial.

 

En análisis

 

El análisis del caso arrojó que el agravio del particular resulta FUNDADO ya que no hay certeza de que efectivamente se efectuó una búsqueda exhaustiva de la información peticionada. Las áreas consultadas se limitaron a anunciar la inexistencia de lo requerido derivado de que no existe normatividad que los obligue a documentar los viajes en avión que realiza el Presidente de la República. Sin embargo, esta declaración se contradice por las Normas que Regulan los Viáticos y Pasajes para las Comisiones en el Desempeño de Funciones en la Administración Pública Federal, y por el Clasificador por Objeto de Gasto para la Administración Pública Federal, los cuales son instrumentos presupuestarios que regulan y registran los servicios generales; entre ellos, los viáticos nacionales e internacionales y pasajes para los servidores públicos. Cabe aclarar que este razonamiento excluye a la manifestación del sujeto obligado en relación con el total de gastos de los viajes en avión del presidente, en tanto esta información no fue declarada como inexistente.

 

El nuevo Gobierno federal busca contrastarse con administraciones pasadas, de ahí que desde su comienzo se tomaron medidas de austeridad. Una de las primeras señales fueron los 50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana, esas medidas procuran recortar los gastos de la administración pública, por ejemplo, en viajes y comisiones de funcionarios públicos.

 

La Oficina de la Presidencia de la República ha procurado dar el ejemplo. Por ello, desde campaña el actual titular del Ejecutivo federal utilizó el avión presidencial como un símbolo del gasto desmedido de la pasada administración y prometió venderlo para recuperar los recursos desembolsados.[1] La aeronave fue estrenada en febrero de 2016. Su costo de adquisición de acuerdo con datos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), fue de 218 millones de dólares y su mantenimiento de 45 millones de pesos anuales en promedio.[2] Su puesta en venta aún genera costos debido al arrendamiento del hangar donde se exhibe. Su valor decreció con el tiempo, un estudio de la consultora Ascend Flightglobal Consultancy estimó que la venta del aeroplano podría representar pérdidas por un 42.7% de su valor original.[3].

 

Además, el presidente prometió no hacer viajes al extranjero como muestra de que su prioridad son los asuntos nacionales y que en las relaciones internacionales de México se limitará a seguir el principio de la autodeterminación de los pueblos, la no intervención y la solución pacífica de controversias internacionales.[4] El presidente también decidió realizar todos sus viajes en aerolíneas comerciales y usar vehículos de bajo costo y se ha vendido buena parte del parque vehicular del Gobierno federal.

 

Esas declaraciones se han respaldado con reglas. El punto 23 de los 50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana menciona que “nadie podrá utilizar aviones o helicópteros privados. Se venderá la flotilla de aviones y helicópteros”.[5] El 30 de abril de 2019, el presidente anunció medidas adicionales de austeridad y en su conferencia de prensa mencionó que “se van a reducir al mínimo los viajes al extranjero, van a ser autorizados por el presidente […], no va a poder salir del país si no hay autorización y una comisión especial que lo amerite”.[6]

 

Posicionamiento

 

Estas medidas parten de un principio que el Presidente cita con frecuencia desde su primer día de gobierno: “no puede haber un gobierno rico con pueblo pobre”. [7] En efecto, un Estado ostentoso no tiene cabida en un país con más de 50 millones de pobres.[8] En el pasado se registraron un número importante de casos en los que funcionarios públicos abusaron de sus cargos para usar aeronaves y helicópteros para intereses particulares, o bien, contrataron viajes con sobrecostos sin considerar la responsabilidad que debemos tener los que desde el gobierno servimos al país.[9] Por ejemplo:

  • En 2015 un usuario de Facebook publicó fotografías para denunciar al entonces titular de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), David Korenfeld, por utilizar un helicóptero de esa dependencia para uso personal. La Secretaría de la Función Pública resolvió que David Korenfeld cometió abuso de autoridad, le impuso una sanción económica por el uso de ese helicóptero y el funcionario renunció a su cargo.[10]

  • La Auditoría Superior de la Federación documentó que Emilio Lozoya, entonces director general de PEMEX, realizó 727 traslados en helicóptero, un promedio de dos diarios, desde su casa en Bosques de Las Lomas hacia la Torre de Pemex o al helipuerto de la Torre GAN (Grupo Acerero del Norte), propiedad de Altos Hornos de México (AHMSA).[11]

  • En 2017, el entonces coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa, reconoció haber usado un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana para trasladarse a una “reunión de trabajo” con el presidente Peña Nieto con quien después jugó golf.[12]

  • Tan solo en los últimos 15 meses de la administración de Enrique Peña Nieto, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) gastó 11.7 millones de pesos en viajes en aviones de lujo para directivos.[13]

La Cuenta Pública del ejercicio fiscal 2017 arrojó que, a pesar de que el Gobierno federal implementó medidas de austeridad para disminuir el gasto corriente en 2017, se destinaron más recursos en viáticos para la burocracia. El Gobierno federal gastó 11 mil 688 millones de pesos en servicios de traslado y viáticos en 2017, lo que equivale a que por día se destinaron 32 millones de pesos para comprar boletos de avión y gastos de viaje en el país o en el extranjero como hospedaje, alimentación o uso de autos. Aún más, se gastó más de lo aprobado. Mientras en 2013, la brecha entre lo aprobado y ejercido fue de 33%, en 2017 se ubicó en 52%.[14]

 

Relevancia del caso

 

Las acciones necesarias para gobernar implican gastos como viajes y comisiones de trabajo para que los tomadores de decisión conozcan contextos, se coordinen con otros funcionarios públicos, etc. Sin embargo, todo esto debe realizarse al menor costo posible en tanto se paga con cargo al erario público. Los viajes y comisiones de trabajo no son actividades de lujo, son para emprender acciones de gobierno que mejorarán la vida de los mexicanos y debe haber pruebas de los resultados obtenidos en este sentido. La mejor forma de demostrar que se cumple con esta premisa es a través de la transparencia, por eso la Ley General de la materia prevé obligaciones de transparencia para las instituciones públicas del país. ¿Por qué? Porque debemos demostrar que se realizan expresamente con fines laborales y que es absolutamente necesario realizarlos. Además, no podemos pasar por alto que enfrentamos un contexto de austeridad. Estos viajes deben ser gestionados de la forma más cautelosa, eficiente y efectiva.

 

El INAI ha identificado que las siguientes causas pueden dificultar el cumplimiento de las obligaciones de transparencia en relación a las comisiones oficiales: La diversidad de normas que las regulan; la falta de procesos estandarizados para el reporte de gastos y resultados; la baja calidad y la dispersión de la información que se publica; la falta de alineación de las comisiones con los objetivos estratégicos de las dependencias: y la falta de información sobre los motivos y los resultados de las comisiones. Todo esto impide disponer de información consolidada de los montos erogados en comisiones oficiales tanto en instituciones federales, como de otros poderes y órganos autónomos. Sólo se dispone de información hasta la revisión de la cuenta pública correspondiente, es decir, a posteriori.

 

El ejercicio del derecho de acceso a la información es la vía por excelencia para tener información sobre este tema. La población conoce la utilidad de este derecho y lo ejerce a través de solicitudes de información para pedir rendición de cuentas a las autoridades de su interés e interpone recursos de revisión como el que se expone ante los organismos garantes de transparencia. Estos son un pulso de los temas que interesan a la opinión pública y deben ser satisfechos a cabalidad. Sin embargo, las instituciones públicas de México pueden dar un paso más allá adoptando estrategias de transparencia proactiva para informar los gastos en este rubro sin esperar a que se les requiera.

 

Es por eso que el INAI, en colaboración con organizaciones de la sociedad civil, creó la herramienta de transparencia proactiva “Comisiones abiertas”, la cual es una herramienta informática de código abierto que permite conducir un nuevo proceso eficiente y transparente para gestionar los viajes de trabajo de las instituciones públicas. Este tipo de instrumentos permite poner a disposición de la población los elementos necesarios para evaluar si el gasto ejercido en viáticos y pasajes abona a los fines y objetivos de las instituciones que son, entre otros, crear valor público. Comisiones Abiertas es una herramienta de estándares abiertos que provee información sobre el por qué y el para qué de las comisiones oficiales. Es decir, no sólo los montos ejercidos, sino sobre los objetivos y los resultados de las comisiones emprendidas por los servidores públicos.

 

Comisiones Abiertas puede servirle a la Oficina de la Presidencia de la República y a todo el Gobierno federal para demostrar que efectivamente ha logrado ahorros, y que genera resultados derivados de las comisiones de trabajo, que se realizan a través de viajes en avión del Presidente y colaboradores. Las herramientas de transparencia proactiva permiten acercar a los ciudadanos a la acción de gobernar para que entiendan realmente las implicaciones en gasto, dificultad y grado de responsabilidad.

 

Propuesta

 

En este contexto, esta ponencia propone MODIFICAR la respuesta de la Oficina de la Presidencia de la República e instruirle a efecto de que realice una nueva búsqueda exhaustiva de la información en la Secretaría Particular del Presidente, en la Dirección General de Finanzas y Presupuesto y en la Coordinación General de Comunicación Social y Vocería del Gobierno de la República, utilizando un criterio más amplio a fin de localizar y proporcionar a la particular los documentos que dan atención a lo solicitado.

 

 

Referencias

 

[1] https://www.gob.mx/shcp/prensa/comunicado-de-prensa-n-1-inicia-proceso-de-venta-del-avion-tp01-jose-maria-morelos-y-pavon

 

[2] https://adnpolitico.com/presidencia/2018/12/03/10-datos-para-recordar-el-avion-presidencial-que-uso-pena-y-ya-se-fue-de-mexico

 

[3] https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/47851/Ascend_Reporte_P_blico_Espa_ol_vf.pdf

 

[4] https://www.letraslibres.com/mexico/politica/alberto-fernandez-amlo-debate-politica-exterior

 

[5] https://lopezobrador.org.mx/2018/07/15/50-lineamientos-generales-para-el-combate-a-la-corrupcion-y-la-aplicacion-de-una-politica-de-austeridad-republicana/

 

[6] https://www.gob.mx/presidencia/prensa/conferencia-de-prensa-del-presidente-andres-manuel-lopez-obrador-del-30-de-abril-de-2019-198276

 

[7] https://www.youtube.com/watch?v=bMyKln8nDCw

 

[8] https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx

 

[9] https://www.proceso.com.mx/536108/la-familia-pena-nieto-a-bordo-del-jet-de-la-corrupcion

 

[10] http://rendiciondecuentas.org.mx/david-korenfeld-y-la-transparencia/

 

[11] https://www.am.com.mx/noticias/Emilio-Lozoya-se-daba-vuelo-con-helicoptero-hacia-dos-viajes-al-dia-20190609-0064.html

 

[12] https://www.animalpolitico.com/2017/10/emilio-gamboa-helicoptero-jugar-golf/

 

[13] https://www.sinembargo.mx/20-12-2018/3513028

 

[14] https://www.elfinanciero.com.mx/economia/gobierno-gasta-32-mdp-diarios-en-viaticos

 

 

 

Comparto material audiovisual: 

 

Comunicado emitido por el INAI.

Versión estenográfica de la sesión del pleno con mi participación al respecto en la página 16. 

Fragmento de video con mi participación al respecto.

 

Video completo de la sesión del pleno con mi participación al respecto a partir del minuto 40:11

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

CNEGSR debe informar sobre distribución de condones femeninos.

March 25, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo