Bienestar debe informar sobre depósitos del programa para el bienestar de adultos mayores

November 6, 2019

 

 

 

6 de noviembre del 2019

Folio de la solicitud: 0002000230019
Número de expediente: RRA 12211/19

 

El caso

 

Un particular solicitó a la Secretaría de Bienestar, respecto al Programa para el bienestar de las personas adultas mayores, conocer los folios a los cuales se les ha hecho depósitos por motivo de pensión, las cantidades que se han depositado, las fechas en que se han realizado los depósitos; si existen folios a los que aún no se les haya depositado y, en su caso, cuáles son. Asimismo, requirió saber sobre los depósitos realizados a un número de tarjeta en particular, así como el motivo por el que a cierto número de tarjetas no se ha depositado los montos señalados en la página de la secretaría.

 

La Secretaría de Bienestar respondió no contar con datos para atender los requerimientos planteados y aclaró que para aquellos beneficiarios incorporados en el Padrón Activo que no se encuentran en algún supuesto de suspensión, baja o retención como lo indican las Reglas de Operación respectivas, se emite la cantidad de mil doscientos setenta y cinco pesos mensuales pagaderos bimestralmente de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación autorizado para el año 2019.

 

El particular interpuso recurso de revisión manifestando como agravio la inexistencia de la información y la falta de datos que complementen la información provista sobre los supuestos de suspensión, baja o retención. En alegatos, la Secretaría de Bienestar reiteró su respuesta inicial.

 

En análisis

 

El análisis del caso arrojó que el agravio del particular resulta PARCIALMENTE FUNDADO. La Secretaría fue omisa en proporcionar parte de la información solicitada y en turnar la petición a todas las unidades administrativas competentes para atender al respecto; por otro lado, la respuesta inicial carece de los principios de exhaustividad, congruencia, máxima publicidad, así como de la debida fundamentación y motivación

 

El Plan Nacional de Desarrollo vigente menciona nueve programas sociales, algunos son: Bienestar de las Personas Adultas Mayores, Pensión para el Bienestar de las Personas con Discapacidad, Becas para el Bienestar Benito Juárez, Jóvenes Construyendo el futuro, Sembrando vida y Tandas para el bienestar. El gobierno federal tiene la intención de cambiar la forma en la que se hace política social en el país.

 

El programa Bienestar para las Personas Adultas Mayores atiende a un sector de la población vulnerable que requiere apoyo gubernamental. Es importante mencionar que, si bien la población mexicana aún es joven, para el 2050, el 21.5% tendrá más de 65 años de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Población (CONAPO), habrá poco más de 32 millones de personas adultas mayores. En 2017, este grupo etario corresponde al 7% de la población total.[1] En 2050, más personas podrían incorporarse a este grupo de población situación de vulnerabilidad, cuya atención será un reto titánico para el Estado por las implicaciones de salud, económicas, género, entre otras.

Respecto a este programa, expertos han señalado áreas de oportunidad. La transición de las pensiones a un programa universal trajo consigo la no comparabilidad de resultados, ya que las viejas reglas de operación quedaron desfasadas al hacerse universal el beneficio en el presente gobierno. Existe temor que la ausencia de nuevos criterios impida conocer avances o retrocesos en la eficacia del programa. Otros problemas son reportados por prensa nacional y local. El más conocido es el retraso de pagos, tema que en la Ciudad de México ha sido notorio, dada la migración de la pensión del ámbito local al federal. Esto también ha ocurrido en otras entidades como Querétaro, Baja California, Chihuahua, Guerrero, Tamaulipas y Jalisco.

 

Relevancia del caso

 

Ningún programa público está libre de presentar áreas de oportunidad; sin embargo, es preciso tomar las medidas necesarias para prevenirlas y una de ellas es sujetarlos a reglas de operación. No obstante, hay otros programas federales prioritarios que atienden a poblaciones en situación de vulnerabilidad que carecen de estas. Expertos han expresado su preocupación, porque esto aumenta las posibilidades que aparezcan áreas de oportunidad más severas o difíciles de detectar que si contaran con reglas de operación. Implementar políticas públicas sin estas normas es como trabajar “con los ojos vendados”, sin la certeza de que los programas se destinen efectivamente al bienestar. [2]

 

Las reglas de operación precisan las medidas de un programa para alcanzar los niveles esperados de eficacia, eficiencia, equidad y transparencia.[3] Permiten que los programas federales tengan elementos suficientes para evaluar el mecanismo de selección de los beneficiarios, los parámetros para su operación, metas, resultados y forma de gastar recursos.[4] Son mecanismos para hacer cumplir el artículo 134 constitucional que establece que los recursos públicos deben administrarse con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez. Cada peso y centavo destinado a atender los problemas que aquejan a las poblaciones en situación de vulnerabilidad debe ser aprovechado al máximo, sin reglas de operación esto queda en riesgo.

 

Para ponderar la magnitud del riesgo que esto implica con el uso de los recursos públicos asignados a programas federales sin reglas de operación comparto con ustedes la siguiente información. Datos del portal de transparencia presupuestaria de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público informan que el próximo año, hay más recursos públicos asignados a programas sin reglas de operación, superan los 400 mil millones de pesos, mientras que los programas sujetos a reglas de operación ejercerán poco menos de 230 mil millones de pesos. Entre los programas sin reglas de operación están la Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida.

 

Las comparaciones ayudan a dimensionar estas cifras: el presupuesto asignado a programas federales sujetos a reglas de operación supera en 40 mil millones al presupuesto asignado a las Secretarías de Defensa, Marina y Seguridad y Protección Ciudadana juntas. Por su parte, el presupuesto asignado a programas federales sin reglas de operación supera en casi 80 mil millones de pesos al presupuesto destinado a educación pública, el cual incluye todas las escuelas de educación básica y universidades como la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional.[5]

 

Posicionamiento

 

Las reglas de operaciones no son panacea, pero sí son necesarias para garantizar políticas públicas focalizadas y orientadas a resultados. Establecen las medidas mínimas para la operación de los programas públicos federales orientando a las instituciones responsables, así como a los beneficiarios y la población en general para llamar a cuentas en caso de posibles irregularidades. Permiten conocer entre otros aspectos, los avances físicos de los servicios o recursos otorgados, el monto de los recursos transferidos y aquellos erogados, y los indicadores de resultados alcanzados.[6] En última instancia, estos datos permiten evaluar si los programas federales cumplieron su cometido, atender a quien realmente lo necesita, sobre todo si se trata de los sectores más afectados por las desigualdades en el país, así como descartar que los recursos fueron utilizados de manera discrecional o con fines políticos, así como el desvío o corrupción del ejercicio del gasto público.

 

El 23 de octubre de 2019, diversas organizaciones de la sociedad civil lanzaron un comunicado de prensa en el que advirtieron que en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020 propuesto por el Ejecutivo, el 64% de los recursos destinados a la política social no cuentan con reglas de operación y se agrupan principalmente en los ramos de educación, agricultura y desarrollo rural, y salud.[7] Otra organización, GESOC, advirtió que cien de los 122 programas sociales del gobierno federal, 81.98% del total) no pueden ser evaluados en materia de desempeño debido a su opacidad o porque no tienen posibilidad alguna de resolver el problema público que abordan por su dispersión programática y presupuestal.[8] Precisamente, estos programas atienden los grupos de población más desprotegidos en el país. Por lo tanto, es crucial advertir que la falta de información pública sobre ellos repercute en la falta de elementos para llamar a rendir cuentas a las autoridades responsables de su éxito, así como para evaluar la prometida transformación de las políticas públicas federales.

 

El INAI estará atento para salvaguardar el derecho de acceso a la información de los ciudadanos interesados en conocer más sobre los programas públicos federales estén o no sujetos a reglas de operación. Asimismo, estará disponible para apoyar a las instituciones públicas que estén dispuestas a implementar estrategias de transparencia proactiva para responder a las demandas de información.

 

Propuesta

 

En este contexto, esta ponencia propone MODIFICAR la respuesta de la Secretaría de Bienestar e instruirle que:

 

  • Turne por primera vez, la solicitud de información a las Unidades Administrativas que competentes y que no fueron consideradas en la atención primigenia, así como en cada una de las Delegaciones de Bienestar, a efecto de que las mismas realicen la búsqueda amplia y exhaustiva de lo peticionado respecto a:

 

  • Los folios a los cuales se les ha hecho depósitos por motivo de pensión para adultos mayores; las cantidades que se han depositado; las fechas en que se han realizado los depósitos; si existen folios a los que aún no se les haya depositado; y, en su caso, cuáles son.

 

  • Los depósitos realizados a la tarjeta específica que interesa al particular, fechas de realización de depósitos, montos, así como si ya fueron retirados.

 

  • Turne de nueva cuenta la solicitud de información a la Dirección General de Atención a Grupos Prioritarios, a efecto de que realice con un criterio amplio la búsqueda exhaustiva de los puntos antes señalados, entendiendo por folios, para el caso que nos ocupa, los números de identificación de los beneficiarios o como sea que lo defina el sujeto obligado.

 

 

 

Referencias

 

[1] https://aristeguinoticias.com/0805/mexico/mexico-pais-joven-pero-envejeciendo-tiene-124-9-millones-de-habitantes-inegi/; https://www.forbes.com.mx/especialista-unam-advierte-mexico-2050-pais-viejos-pobres/

 

[2] https://www.animalpolitico.com/2019/10/programas-sociales-reglas-operacion-2020/ ; https://politica.expansion.mx/mexico/2019/11/04/bienestar-quiere-14-249-mdp-mas-a-programas-sin-reglas-en-2020; https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/edna-jaime/402-mil-millones-de-pesos-sin-reglas-de-operacion; https://www.excelsior.com.mx/nacional/asaltan-a-pagadores-del-programa-de-adultos-mayores/1343656

 

[3] https://funcionpublica.gob.mx/scagp/dgorcs/reglas/index.htm

 

[4] https://www.animalpolitico.com/2019/10/programas-sociales-reglas-operacion-2020/

 

[5] https://www.transparenciapresupuestaria.gob.mx/es/PTP/Datos_Abiertos

 

[6] http://132.248.9.34/hevila/INDETECFederalismohacendario/2013/no179/14.pdf

 

[7] https://incidesocial.org/sin-reglas-de-operacion-50-de-los-programas-y-subsidios-de-la-politica-social-proyectada-para-el-2020/?fbclid=IwAR07waJHZiJzANyxCYIC0bBgAN5UP0HQpg1EWQaPLod5LT6UfRn7aNK02y4; https://www.animalpolitico.com/2019/10/programas-sociales-reglas-operacion-2020/

 

[8] https://www.milenio.com/politica/programas-sociales-gobierno-federal-opacos-ineficientes-gesoc

 

 

 

 

 

Comparto material audiovisual: 

 

Comunicado emitido por el INAI.

Audio completo de la sesión del pleno.

Versión estenográfica con mi participación al respecto a partir de la página 38.

Video de la sesión del pleno con mi participación al respecto.

 

Video completo de la sesión del pleno con mi participación al respecto a partir del minuto 2:42:32

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

CNEGSR debe informar sobre distribución de condones femeninos.

March 25, 2020

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo